Defensa contra la Deportación

Defensa contra la Deportación

Una exitosa defensa de deportación requiere un conocimiento personal y familiaridad con cambios recientes en decisiones de las cortes, así como también una interpretación hábil de la ley inmigratoria. Por esta razón, tener una abogada de inmigración con experiencia es indispensable para poder defenderse de la deportación. Amna Shirazi tiene experiencia extensiva defendiendo clientes en audiencias de deportación y está lista para poner su conocimiento a trabajar para ayudarle a ganar su caso.

Razones para Remoción

Excepto por ciudadanos estadounidenses, individuos en los Estados Unidos, incluyendo residentes legales permanentes (LPRs), pueden ser sujeto a deportación. En 1996, el Congreso consolido los procesos de exclusión y deportación en un proceso, la remoción. Con algunas excepciones, casos pendientes antes de Abril 1, 1997 aplican las reglas y procedimientos anteriores de exclusión y deportación. Casos en o después de esa fecha son sujetos a los nuevos procedimientos de remoción. Uno puede ser puesto en proceso de remoción si es sujeto a inadmisibilidad o deportación.

Hay muchas razones para la remoción, incluyendo, pero no limitada a:

  • Inadmisibilidad al momento de entrada o ajuste de status
  • El fallo de mantener su status
  • Cancelación de status residencial condicional
  • Fraude matrimonial, y
  • Ciertas convicciones criminales, incluyendo:
    • Crimines involucrando depravación moral
    • Felonías agravadas incluyendo, entre otros, asesinato, violación o abuso sexual de un menor, tráfico de sustancias controladas y lavado de dinero
    • Crímenes violentos
    • Crímenes involucrando drogas
    • Crímenes de violencia domestica
    • Robo o hurto
    • Ofensas de pornografía infantil
    • Ofensas de prostitución y esclavitud
    • Crímenes de fraude o engaño, como la evasión de impuestos
    • Contrabando de inmigrantes
    • Obstrucción a la justicia
    • Violación de armas de fuego, y
    • Conspiración o atento a cometer algunos de estos crimines
  • Falsificando documentos de inmigración o pretendiendo ser un ciudadano estadounidense; y
  • Violaciones de seguridad o política, como involucrarse en actividades terroristas, actividades que peligran al público o la seguridad nacional, o actividades que potencialmente tienen consecuencias adversas políticas para los Estados Unidos.

Alivio contra la Remoción

De ser elegible, un nacional extranjero puede desafiar la remoción y/o aplicar para un alivio de remoción. La mayoría del alivio es con discreción, e incluye, pero no es limitada a:

  • La partida voluntaria de país
  • Cancelación de remoción
  • Alivio sección 212(c) (ciertos LPRs con ciertas convicciones criminales antes del 24 de Abril, 1996);
  • Registro (individuos que han vivido en los Estados Unidos desde Enero 1, 1972);
  • Ajuste de status (un individuo inadmisible debido a una convicción criminal o a fraude o falsificación de identidad puede ser elegible a un permiso bajo INA §  212(h) o INA § 212(i), respectivamente.);
  • Asilo, detenimiento de deportación, o alivio bajo la Convención Contra la Tortura (CAT); y
  • El perdón.

Proceso

El Departamento de Seguridad Estatal (DHS) pude iniciar procedimientos de remoción para cualquier individuo nacido en el extranjero sujeto a inadmisibilidad o remoción. La mayoría de los nacionales extranjeros tienen el derecho a una audiencia de remoción antes un juez inmigratorio a menos de que hayan renunciado a ese derecho. Individuos sujetos a remoción expedita son la excepción. Nacionales extranjeros pueden ser detenidos durante el procedimiento de remoción, aunque algunos son elegibles para estar en libertad bajo su propio reconocimiento, bajo libertad condicional, o bajo fianza.

Para empezar el procedimiento de remoción, el gobierno presenta un Aviso para Aparecer (NTA, por sus letras en inglés) con la Corte Inmigratoria. El NTA contiene alegatos de hechos y cargos de inadmisibilidad o deportación. Un nacional extranjero en procedimiento de remoción tiene derechos legales.  El Juez Inmigratorio debe explicar los procedimientos de la audiencia e informarle al nacional extranjero de sus derechos. Los procedimientos de audiencia son considerados asuntos civiles, no criminales. El nacional extranjero tiene el derecho a un abogado a su propio costo y el derecho de presentar testimonio, testigos, y evidencia para debatir la remoción y aplicar por alivio.

Si el Juez de Inmigración ordena la remoción, el nacional extranjero puede apelar al Comité de Apelaciones Inmigratorias (BIA), y después, con algunos limites, a las cortes federales. Ya removido bajo orden, el nacional extranjero será inadmisible por un número de años requeridos por ley, a menos que haya sido otorgado una excepción o permiso especial para entrar de nuevo a los Estados Unidos.

Peticiones de libertad condicional o fianza

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) puede arrestar y detener nacionales extranjeros durante procedimientos de remoción y pendiente remoción actual por los Estados Unidos. Algunos nacionales extranjeros son elegibles para pedir estar en libertad bajo su propio reconocimiento, bajo libertad condicional, o bajo fianza. Aquellos con ciertas ofensas criminales son sujetos a detención obligatoria.

Fianza

La mayoría de las personas detenidas, excepto ciertos criminales, son elegibles para fianza. La cantidad mínima de fianza es $1,500; la cantidad de fianza se fija para asegurar que el nacional extranjero aparezca en todas las audiencias inmigratorias futuras. Un nacional extranjero deseando pagar fianza debe mostrar que él/ella no es una amenaza a la sociedad y que no huirá. Factores usados para evaluar la elegibilidad y cantidad de fianza incluye:

  • Relaciones familiares locales,
  • Arrestos y convicciones previas, y apariencias en esas audiencias,
  • Empleo o falta de empleo,
  • Membresía en organizaciones comunales ,
  • Manera de entrada y cantidad de tiempo en los Estados Unidos,
  • Actos inmorales o participación en actividades subversivas,
  • Habilidad financiera para pagar fianza,
  • Propiedad en los Estados Unidos,
  • Violaciones inmigratorias previas,
  • Defensas a cargos inmigratorios, y
  • Elegibilidad para alivio.

Procedimiento General

El DHS inicialmente hace una determinación de custodia. Algunos nacionales extranjeros pueden apelar esta decisión pidiendo una audiencia de re-determinación de fianza ante un juez de inmigración. La audiencia de fianza es separada del proceso de remoción. Ambos el DHS y el nacional extranjero pueden apelar al Comité de Apelaciones Inmigratorias (BIA). Esta apelación no se detendrá en proceso de remoción. Si las circunstancias del nacional extranjero cambian materialmente después de la audiencia inicial de fianza, él o ella pueden pedir una audiencia de re-determinación subsecuente. La fianza puede ser revocada en cualquier momento, aunque la revocación es sujeta a revisión administrativa antes la BIA.

Libertad Condicional

Ciertos individuos inelegibles para una audiencia de fianza antes un juez inmigratorio pueden ser elegibles para libertad condicional. Hay estándares variandos dependiendo de las circunstancias. La pedida de libertad condicional se hace al DHS. Decisiones de libertad condicional se basan en:

  • Relaciones familiares locales,
  • Arrestos y convicciones previas, y apariencias en esas audienciaes,
  • Empleo o falta de empleo,
  • Membresía en organizaciones comunales ,
  • Manera de entrada y cantidad de tiempo en los Estados Unidos,
  • Actos inmorales o participación en actividades subversivas,
  • Capacidad financiera para pagar la fianza,
  • Propiedad en los Estados Unidos,
  • Violaciones inmigratorias previas,
  • Defensas a cargos inmigratorios, y
  • Elegibilidad para alivio.

La libertad condicional se termina automáticamente cuando el individuo se va de los Estados Unidos o por la expiración del periodo autorizado de libertad condicional.